The Telescopic Look

"The Telescopic Look" es un blog donde encontrarás relatos cortos cuyo punto en común es el drama y el realismo.

3 años de blog

Hoy se cumplen 3 años desde que abrí este blog. Siento no estar más tiempo aquí pero que sepáis que todos los que me leyeron, todos los que me siguieron en su momento, me hicieron tener una gran fuerza de confianza en mí misma. Por ello, no dejé de escribir, y de crear un libro con todos los relatos y poesías que aquí ven. 

Gracias a todos, un año más. 

Dadnos la mano

Porque no entiendo porqué no lo hacéis. 

Si es por miedo, decidlo. Os podemos ayudar. 

Si es por envidia, no temáis. No somos tan listos. 

Pero si solo es porqué si. ¿Porqué no intentáis conocernos?

Tan solo hay críticas. Y ninguna solución. 

Dadnos la mano. 

Para que así, vuestro contacto con el nuestro pueda formar un nuevo mundo. 

Un mundo donde no se distinga ni por un rasgo ni por el otro. 

Que solo se contemple la ayuda que nos damos. 

Dadnos la mano. 

Y veréis que no somos tan furiosos. Que no os vamos a quitar nada. 

Vivid y contadnos lo que queráis. Nosotros oiremos. Os abrazaremos. 

Y también os daremos la mano. 

The Death Is Behind The Wall

Oh, the death. 

The Death Is Behind the Wall.

He came when I was alone. 

He came when I was sleeping. 

And also came because he see.

He see a little bird. 

Who is yellow not red. 

He came to take it away.

And I can’t do nothing to help. 

I need some answer to see. 

Why this happen to it?

It’s because it has to leave. 

That’s no make sense to me. 

It was singing just a few hours ago. 

And now is in my father’s hands. 

It is cold. 

And it seems like plastic to me. 

The Death Is Behing The Wall

And I can’t do anything to help. 

Only death makes justice for the wrong ones. 

And not for this little bird. 

It was singing the last note. 

And that’s was when it was alone. 

2 años

Esta aventura ya comenzó hace dos años, y espero que sean muchos más en este camino tan largo de la escritura. Un saludo!

Cigueñas en dirección contraria

De pie, contemplando las cigüeñas. Que marchan a su libre albedrío. Que me dejan debajo de ellas. 

Siento su independencia, su reclamo. Sé que tienen un camino, allá en el aire. Que les permite tener su propio armazón. 

Mientras me mantengo en la tierra. Preguntándome porqué no seré una de ellas. Dejarme volar. Quiero salir de esta tierra. Que nos llama desde que nacemos a mantenernos de pie. Pero es tan cansado. Ser dos piernas y dos pies. Ser un cerebro y una mente. Ser un corazón y una pasión. 

Porqué no seremos libres como las cigüeñas. Que me dejan aquí donde, a veces, no pertenezco. 

Me giro y ellas ya vuelan en dirección contraria. Dejan una estela con sus alas que sobrevuelan todo aquello que nos merece importancia. 

Vuelan y me giro. Giro y ellas vuelan. Parece el giro enigmático de un tiovivo que con las luces baja y con las luces sube. 

Tengo sensación de perderme en aquel giro. Pero no me pierdo, si no que siento mi identidad más firme que nunca. La de dos pies y dos piernas, la de un cerebro y una mente. La del corazón y la pasión. 

Me pregunto si quizás ellas quieran una pasión. Deseen un deseo, quieran jugar con la fortuna. Reírse de un buen chiste o volar lejos de aquí. Todas ya vuelan lejos de mí y yo vuelo lejos de ellas.

Poesía

Poesía, la mano que ayuda a expresar el sentimiento. Ayudando al que calla, a sentir a través de las palabras lo que piensa, lo que le gusta. Lo que le duele y lo que le consuela. 

Admirando tras el texto lo que recoge el pensamiento. Imaginando de nuevo el camino, sintiendo su calor en las manos que escriben con velocidad para no olvidar lo pensado. Para que quede en el papel lo que tiene en ese preciso momento. 

Y entre las palabras, todos los sueños y miedos, las esperanzas, las ilusiones parecen más terrenales. Lo abstracto se vuelve sólido, al igual que el frío lleva al hielo y el aire al huracán. 

De nuevo el papel está en blanco. Oh poesía, tan tierna palabra, tan bonita escritura. Sin rimas o solo en prosa. Deja que tu forma sea la que tenga que ser, deja que el escritor se anime a contarte otra historia. 

Vive en la calle, vive en el alma. Vive dentro de cada uno y sin embargo, cuántos papeles se quedan sin escribir. Cuánto se queda en el pensar, cuánto en el decir. El que no se atreve, el que prefiere no arriesgar. El que escribe de nuevo tras mucho tiempo, vuelve a sentir la poesía. Vuelve a sentir la vida. 

¿Y si hubiera una posibilidad?

Que por muy pequeña y confusa, resultara verosímil. Resultara posible. Resultara real.¿Y si hubiera una posibilidad? Donde las ilusiones pudieran hacerse reales y no sean tan solo sueños sin cumplir. 

¿Quién no ha deseado ser abogado, bailarina, ser lo que quiere ser? ¿Quién no se ha dejado arrastrar por los obstáculos, viendo su sueño caerse y dejarlo volar? 

Imagino una posibilidad para ayudarme a que se cumpla. A que se haga realidad. Y no es tarea fácil porque a veces, el pesimismo puede con la idea. Con el saber si en el futuro esa posibilidad sea realista. Que sirva para algo. Que sea práctica. 

Pero sobre todo, si podré con ella. ¿Llegaré a tener la posibilidad? Lo único que me anima es verla cada día más cerca. Imaginar que la posibilidad existe. 

En este mundo lleno de posibilidades, de nuevos rumbos y caminos hay muchos que te llevan a otros. Y esta posibilidad sí es posible. 

Luz en el futuro

Brillante, resplandeciente. Que llena toda la sala de sonrisas y deja el dulce olor de la novedad. De que en el futuro no sólo se hallen recuerdos del pasado, sin disfrutar apenas del presente. Dejar que impregne cada mota de esperanza sin motivo alguno. 

Hoy el futuro tiene más luz porque la alegría se nota en las calles, en las tiendas, en cuando vas a darte un paseo. Y no sé por qué. Quizás porque está el ambiente más tímido al miedo, que prefiere pasar una temporada por el lado de la ilusión. Y por suerte esa ilusión me da más luz. 

Luz que me llena de autoestima, de esperanza, de sentimiento, de emoción. Sin embargo aun queda mucho por hacer. Cumplir los sueños. Sentirse de nuevo alguien. Ver en algo perdido algo que queda por aprender. Soñar es gratis, aunque muchos sueños no lo son. 

Pero no hay ningún sueño que salga demasiado caro, sobre todo porque lo que quieres hacer es lo que te llena de lo que has perdido materialmente. El sueño con más luz es aquel que se queda en el interior. El que te hace despertar, el que te preocupa, el que te llena de motivación. El que da luz a tu futuro. 

Despacito

Y paso a paso se construye la gran montaña. Que no es más que la confianza en uno mismo. De estar seguro de que cuando se pisa no se retrocede. De no huir de cualquier situación, de aprender a vivir sin miedo. Sin tener terror de lo que la gente pueda pensar. De ser único.

Vivir con la esperanza de ser alguien. De ser tu mismo. Tener el poder de confiar en que el futuro no son más que baldosas iluminadas que al ser pisadas iluminan los pasos. Aquellos que llevan al camino más duro pero también más sencillo que es simplemente vivir. Con la confianza de que siendo uno mismo no hay nada más que temer.

Espera

Que la larga espera lleva a la recompensa. Espera. Siente el tiempo más cerca y no tan lejos que derrotado te encuentras con la sorpresa de que todo ya ha acabado. Espera. Vive cada momento y no tengas miedo a nada. Espera. Lucha por lo que quieres y sueña cada instante porque es gratis. Ya no esperes, tu sueño se ha cumplido.